viernes, 13 de enero de 2012

LA GUARIDA DEL RATÓN III

3º Quesito: Las Sentimentiras



No entiendo a esas parejas que dicen que se amarán eternamente. Que infravaloren el querer y juegan a ser felices para siempre. Aquellos que necesitan estar acompañadas para no sentirse impotentes ante la soledad.

Detesto a todo aquel que se aferra a otra persona por el hecho de llenar la cama. Que se aburren y necesitan querer a alguien para llenar ese vacío repugnante. Aquellos  que utilizan las sentimentiras para estar con alguien y sentirse importantes. 

Soy el primero que ha jugado a eso de los novios por el día y a la hora de la siesta si te he visto no me acuerdo. Pero el verbo querer no se falsifica. El verbo querer se crea de la nada y se transmite con el todo. Y cuando los sentimientos son de verdad, no hay juego que valga.

Pero soy orgullo de nacimiento, y prefiero que piensen que soy un gilipollas sin corazón que un romanticón al que se lo acaban de romper. Por eso llamaré la atención, me disfrazaré de payaso triste o me inventaré un personaje de ficción, porque mi locura, vieja amiga, empieza en el momento en el que dejo de pensar con la cabeza para pensar en ti. 

2 comentarios:

  1. Hemos desvirtuado el momento, el amor e incluso a nosotros mismos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para darle protagonismo único a la hipocresía.

      Eliminar